Archivo de la etiqueta: envejecimiento

¿Cómo mantener una piel joven ?

Aunque podamos utilizar cosméticos y muchos tratamientos externos para mantener nuestra piel joven y en el mejor estado posible para luchar contra el paso de los años, es muy importante mejorar la salud de la piel des de dentro.

Los factores para mantener una piel joven

La mayoría de los signos de vejez que se perfilan en nuestro rostro no son fruto del envejecimiento sino del estilo de vida que hemos llevado, sobretodo en la gente de mediana edad. Así pues en nuestra cara se reflejará si nos hemos protegido del sol lo suficiente, o lo hemos tomado durante demasiado tiempo y en horas inadecuadas, si hemos mantenido una alimentación correcta y equilibrada en cuanto a tomar suficientes vitaminas, minerales, oligoelementos y aminoácidos, si hemos bebido suficiente agua a diario, también se verán reflejados los efectos contraproducentes del tabaco, alcohol, café, té, contaminación atmosférica e incluso temas emocionales como stress, emociones negativas y ansiedad también se verán marcadas en nuestra piel.

Todos estos factores influirán con el paso del tiempo en las arrugas, flacidez, manchas, tono, perdida de luminosidad, elasticidad, sequedad u otros desperfectos.

¿ Como mantener una piel joven ?

¿ Como mantener una piel joven ?

¿Cómo mantener una piel joven?

Durante la niñez y la juventud la piel se renueva constantemente y esto nos protege de las numerosas agresiones que recibimos en nuestro día a día,  pero esto ya no sucede en edades más avanzadas, donde además también desciende la producción de colágeno que protege nuestra piel. Por lo tanto con el tiempo iremos pagando los excesos que hayamos cometido en nuestra juventud.

Además en las mujeres, a parte de reducirse el colágeno, también se reduce la secreción de estrógenos que puede agudizar los problemas mencionados anteriormente.

Nuestro consejo para mantener una piel joven, es tomar conciencia de la importancia del cuidado de nuestra piel desde edades tempranas y tomar las precauciones suficientes para mantener una piel joven el máximo tiempo posible, utilizando protectores solares, sobretodo en meses de verano, mantener la piel hidratada, evitar el tabaco y el alcohol u otros contaminantes, tener una mente saludable y una dieta equilibrada para no arrepentirnos en la madurez.

Dormir poco incrementa el envejecimiento de la piel

El conciliar el sueño y dormir las horas necesarias para un descanso completo se ha demostrado que es esencial para la salud tanto física como psicológica del ser humano, pero en unos estudios recientes realizados en Estados Unidos parece la falta de sueño también afecta a nuestra piel.

El envejecimiento de la piel empeora al dormir poco

Así pues, el dormir poco parece que incrementa el envejecimiento de la piel disminuyendo su funcionamiento y provocando una recuperación más lenta ante la acción dañina de los rayos ultravioleta y las agresiones ambientales comunes que se sufren a lo largo del tiempo, como contaminación, tabaco, café, té, malnutrición, etc…

En las últimas décadas la costumbre de dormir menos horas de las recomendadas se ha extendido como una epidemia en muchos países, sobretodo en los más industrializados, debido al estrés y la mala organización de nuestro tiempo, hace que nos acostemos más tarde de lo recomendable y no durmamos el tiempo necesario para tener un descanso completo para nuestro cuerpo.

Dormir poco incrementa el envejecimiento de la piel

Dormir poco incrementa el envejecimiento de la piel

Hasta el momento la deficiencia de descanso se ha relacionado con problemas como la obesidad, diabetes, cáncer,  problemas en el sistema inmunitario, e incuso problemas psicológicos como ansiedad o depresión, pero no se sabia de sus efectos nocivos en la piel.

En este estudio, realizado en varios hospitales de Estados Unidos en un grupo de personas, donde se evaluó con la escala SCINEXA (a más puntuación significa una apariencia más envejecida),  se probó que las personas que dormían el tiempo suficiente envejecían la mitad que las que no descansaban las horas adecuadas, a parte que la piel de las que dormían más se recuperaba de forma más eficaz de las agresiones ambientales.

Consejos para prevenir el envejecimiento de la piel

Por este motivo recomendamos que no solamente hay que cuidar la piel con una buena dieta, y los productos esenciales que deberíamos usar, como protectores solares, crema hidratante, exfoliante, etc, también es esencial tener un descanso suficiente durante la noche para que nuestra piel pueda tener una correcta reparación.

A parte, que es precisamente en la noche, en el momento antes de acostarnos el ideal para aplicarnos la mayoría de cremas y cosméticos para proteger nuestra piel pues es cuando su efecto es más eficaz. Evidentemente no están en este grupo los protectores solares.

La deficiencia de colágeno en la piel se acelera durante la menopausia

La deficiencia de hormonas que sufren las mujeres durante la menopausia causa una aceleración de la pérdida de colágeno en la piel. En esta etapa de la madurez, la piel se vuelve más fina y seca, pues decrece la grasa que segregan las glándulas sebáceas y a parte se vuelve más dura y rugosa, perdiendo flexibilidad y contractibilidad y parte de su hidratación, con la consecuencia que es mucho más susceptible de padecer lesiones, que al mismo tiempo son más difíciles de cicatrizar.

También pierde sus frescura y luminosidad, y su tonalidad deja de ser uniforme en todo el cuerpo. El número de arrugas aumenta y a la vez se vuelven cada vez más profundas.  Al degradarse las fibras de elastina y colágeno, se pierde parte de su firmeza lo que ocasiona que la própia piel quede más descolgada, apareciendo flacidez en la parte inferior del rostro y en el cuello y en la parte inferior de brazos y piernas.

También aparecen manchas oscuras en las zonas que suelen estar más expuestas al sol.

Durante la menopausia se acelera la deficiencia de colágeno en la piel

Durante la menopausia se acelera la deficiencia de colágeno en la piel

Aunque la conciencia de la gente sobre el cuidado de la piel va aumentando, sobretodo en el caso de las mujeres, los dermatólogos destacan el tener cura en el momento de tomar el sol, e intentar evitar las horas de más peligro donde los rayos UVA son más dañinos, que son entorno al mediodía, o si lo hacemos durante esta etapa del día, hay que moderar mucho el tiempo de exposición.

También es muy importante la utilización de protectores solares y la ingesta diaria de una buena cantidad de agua.

El cuidado de la piel debe empezar en edades tempranas, normalmente en la adolescencia, e incluso en la infancia, pues la propia piel contabiliza las horas de rayos UVA recibidos, y es en los 20 primeros años de vida donde nuestro cuerpo recibe el 70% de la exposición solar.